sábado, 8 de octubre de 2011

Las 5 estratagemas para ayudar al líder

 

1. Cerrar la puerta para capturar al ladrón

Cuando te enfrentes con un competidor pequeño y débil, rodéalo y destrúyelo. Si le permites retirarse, estarás en desventaja al perseguirlo.


Cuando tu competidor es débil, está dividido o disperso, ródealo e impide su huida, pero evita el ataque directo.



2. Reemplazar las vigas con maderas podridas

Haz que las fuerza rivales cambien su formación de batalla a menudo, de manera que puedas arrebatar su fuerza principal. Cuando se derrumben solas, avanza y trágatelas.

Ataca las estructuras de apoyo clave sobre las cuales está construida la ventaja de tu adversario para debilitarlo.

3.La estratagema de la mujer hermosa

Cuando te enfrentes con un enemigo formidable, intenta subyugar a su jefe. Cuando trates con un comandante capaz y lleno de recursos, explota su indulgencia con los placeres sensuales, a fin de debilitar su espíritu de lucha . Cuando el comandante se vuelva inepto, sus soldados de desmoralizan y su poder de combate quedará muy debilitado. Esta estratagema saca ventaja de la debilidad del competidor por el bien propio.

Identifica loas debilidades o necesidades clave de tu adversario y usa ese conocimiento para alentarlo a actuar en una forma contraria a su beneficio.


4. Golpear el pasto para sorprender a la serpiente

Cualquier sospecha acerca de las circunstancias del enemigo debe ser investigada. Antes de cualquier acción militar, asegúrate de averiguar la situación del enemigo: el reconocimiento reiterado es una forma eficaz de descubrir al enemigo oculto.

Cuando estés inseguro de la fuerza o la estrategia de tu competidor, lanza un ataque indirecto o en pequeña escala contra él, para obligarlo a revelar su fuerza o su estrategia a través de su respuesta a tu "falso" ataque. Planea tu ataque "real" con este nuevo conocimiento.

5. Saquear una casa en llamas

Cuando el competidor cae en una crisis profunda, explota su adversidad y ataca mediante una confrontación directa. Esto es el fuerte derrotando al débil.

Cuando surgen un problema, busca que tu adversario se inmovilice o se retire. Capitaliza su inacción o su retirada para actuar y aumentar tu poder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario