jueves, 22 de septiembre de 2011

Las 10 estratagemas que todo líder debe conocer

EstratagemaAcción astuta y engañosa para conseguir algo, especialmente en el arte de la guerra.




1. Para atrapar algo, primero déjalo ir

Si presionas a los competidores demasiado fuerte, te devolverán el golpe velozmente. Déjalos ir y su moral decaerá. Síguelos de cerca, pero no los empujes demasiado. Cánsalos, destruye su moral. Entonces podrás capturarlos sin derramar sangre. En suma, demorar el ataque te ayudará a obtener la victoria.

No ataques a tu competidor, más bien deja que se vaya y síguelo de cerca. 

   

2.Cambiar un ladrillo por un jade

Usa una carnada para atraer al enemigo y engañarlo. 

Dale a tu competidor algo a los que atribuyas relativamente poco valor, a cambio de algo que valoras mucho.


3.Invitar a tu enemigo a subir al techo y, cuando esté arriba, sacar la escalera

Expón tus puntos débiles, atrayendo deliberadamente al competidor y luego rodéalo contándole la salida.

Atrae a tu competidor para que entre en tu dominio y entonces corta todas las rutas de escape. Esto motiva a tus soldados y pone en desventaja a tu enemigo.


4.Atraer al tigre para que baje de la montaña

Usa las condiciones naturales desfavorables para atrapar al competidor en una posición difícil. Usa el engaño para atráerlo. En una ofensiva que implique gran riesgo, atráelo para que se lance contra a ti.

Atrae a tu competidor fuera de su bastión, entonces 1) Atácalo a campo abierto o 2) Ataca el bastión.



5.Hacerse amigo del enemigo distante para atacar al cercano

Es más conveniente conquistar a los enemigos cercanos, por motivos geográficos, que a los lejanos. De manera que alíate temporalmente con tus enemigos distantes, pese a las diferencias políticas.

Alíate con un enemigo distante o menos directo para atacar al enemigo cercado o más directo.


6.Matar con un cuchillo prestado

La situación de tu enemigo es clara, pero la posición de tu aliado es incierta. En semejante ocasión, debes incluir a tu aliado a atacar a tu enemigo a fin de preservar tu fuerza. En términos dialécticos, la pérdida de otro hombre es tu ganancia.

Identifica a alguien que se vea afectado de la misma manera que tú por un mismo enemigo, e induce a esa persona a que ataque al enemigo.


7.Sitiar Wei para rescatar Zhao

Es más sabio lanzar un ataque contra las fuerzas del enemigo cuando están dispersas, que luchar con ellas cuando están concentradas. Quien golpea primero fracasa y quien golpea después prevalece.

Haz que un aliado tuyo ataque a tu competidor. Esto forzará a tu adversario a retirase de su conflicto contigo para defenderse. Entonces tendrá que luchar en dos frentes.

8.La estratagema de sembrar discordia

Haz que los espías del competidor trabajen para ti y ganarás sin que tu bando sufra ninguna pérdida.

Induce al agente de tu adversario a trabajar a tu favor y úsalo para hacer tambalear una relación crítica de la que depende tu adversario.

9.Agitar las aguas para atrapar al pez

Cuando el enemigo entra en caos interno, explota su débil posición y su falta de dirección y gánalo para tu bando. Esto es tan natural como que la gente se acueste al final del día.


Crea confusión alrededor de tu adversario para enceguecerlo y entorpecer su capacidad de comprender tus intenciones o ver tu jugada.

10.Quitar el fuego de abajo de la olla

Cuando te enfrentes con enemigos poderosos, no los ataques de frente, más bien intenta encontrar su punto más débil para iniciar desde allí su colapso. Así es como el débil supera al fuerte.

En lugar de luchar de frente con tu competidor, ataca su fuente de poder o se sustento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario