sábado, 25 de junio de 2011

Liderazgo tridimensional

votar

"Las empresas del siglo XXI, necesitan lideres imaginativos, auténticos, valientes y cuidadanos del mundo. Abstenerse los adictos al trabajo". James Bolt.

El gran problema de la empresa actual es que se han formado excelentes gestores y se ha visto el liderazgo como una actividad,  cuando la empresa debe tener líderes que una de sus actividades es la gestión

En lugar del sistema que ha tendido a producir gestores unidimensionales, proponer una estructura tridimensional, holística, del desarrollo del liderazgo, un proceso completo en el que se reconozca que los ejecutivos necesitan maneras de pensar , conocimientos y destrezas enormenente distintos al pasado.

La estructura tridimensional exige el desarrollo de las destrezas:
- Empresariales
- de Liderazgo
- de eficacia personal del individuo.

Dimensión empresarial: Actitudes y aptitudes necesarias para señalar y resolver las dificultades de la empresa.

Dimensión de liderazgo: Capacidad de liderazgo plenamente desarrollada necesaria para conducir con confianza la organización hacia el futuro.

Dimensión personal: Destrezas de eficiencia personal necesarias para lograr la excelencia, el equilibrio y la renovación en marcha.

La dimensión empresarial ha sido el foco, el centro de atención de buena parte de la formación de los ejecutivos, la estructura tridimencional no reduce su importancia pero potencia y refuerza la dimensión de liderazgo y la personal para equilibrar e integrar los tres campos.

La dimensión del liderazgo ha sido descuidada en la formación por las suposiciones de muchas personas de que no se puede enseñar: o se ha nacido con ella o no.

La dimensión personal se ha visto afectada a causa de la opinión muy extendida de que los asuntos empresariales deben separarse de las personales, y donde se premian a los individuos que se consumen en la empresa, esa absurda creencia de que las cuestiones personales y familiares las dejamos con facilidad en el umbral de la empresa cuando se va a trabajar y luego dejamos las cuestiones y tensiones laborales en la oficina cuando salimos de ella, esto es absurdo.

En el mundo real todo llega a nosotros de una vez y así es como tenemos que hacerle frente.

La dimensión empresarial: debe desarrollar y proporcionar las actitudes necesarias para señalar y resolver las necesidades críticas. donde podría figurar:
- la creación de nuevas clases de organizaciones
- La construcción de organizaciones centradas en el mercado, en el cliente, en las comunidades.
- la institucionalización del liderazgo de la calidad total
- el Liderazgo del cambio
- la victoria en el mercado mundial
- creación de una organización de aprendizaje
- El fomento de la innovación y la potenciación de la tecnología

La dimensión de liderazgo:  Las personas pueden perfeccionar su propia expresión personal del liderazgo, basándose en la honradez y en la autenticidad, aprender el modo de encarar el liderazgo, donde se reconoce que la pericia por sí sola no es suficiente. El liderazgo es una combinación de competencia y de carácter.

La dimensión personal: Se basa en la creencia de que los individuos no pueden ser líderes efectivos si son ineficaces en sus vidas personales. Aprender las destrezas necesarias para lograr la excelencias y la renovación continua. La dimensión personal se concentra en aclarar y a desarrollar el propósito, la visión, los valores, y los talentos individuales e integrar los objetivos y las prioridades del trabajo en la vida personal.
- Autoliderazgo, y autoconcesiones de facultades
- Comprender y apreciar la naturaleza, la ciencia, las artes y las humanidades.
- Bienestar emocional y físico.
- Manera de pensar correspondiente al aprendizaje continuo y responsabilidad personal para crecer.

La estructura tridimensional es una poderosa combinación de maneras de pensar, conocimientos, y destrezas cuyo total es mucho mayor que la suma de las partes

Un ingrediente importante es la valentía. el distintivo del verdadero líder. La valentía es necesaria para crear una visión, para poner en cuestión el statu quo y para asumir riesgo.
- Valor para hacer y decir lo que uno cree que es correcto, y no lo que es conveniente, familiar o que goza de una aceptación general
- El valor de actuar con arreglo a la visión que se tiene para la organización
- Para admitir las propias deficiencias y para reconocer la necesidad de aprendizaje y un perfeccionamiento contunio.
- Para admitir el error , reconocer que las lecciones generadas por el fracaso son tan valiosas como las que se desprenden del éxito.

El liderazgo es el factor que en definitiva determinará nuestro éxito o fracaso, las organizaciones ya no pueden confiar exclusivamente en la superioridad tecnológica para lograr el dominio económico. los cambios rápidos de tecnología hacen obsoleto lo que sólo ayer se consideraba de vanguardia, La estructura tridimensional reconoce que la fuerza debe derivarse de las personas.

La mayoría de las personas sólo utilizan una fracción de su potencial para liderar y que hoy en día se requiere que se empleen al máximo una amplia gama de actitudes del liderazgo.

Así nos podríamos preguntar si el talento del liderazgo pudiera ser una fuente de ventaja competitiva

yo estoy absolutamente convencido que sí. las empresas que logren captar y desarrollar los mejores lideres serán las empresas que sobrevivan.

Bibliografia: El lider del futuro, James Bolt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada