miércoles, 1 de junio de 2011

Liderazgo de Uno Mismo

Imagen4.jpg (241×320)
Un verdadero Líder se rige por un código elevado de valores humanos y actúa de manera íntegra en búsqueda del bien común. El líder está al servicio y motiva a sus compañeros enseñando con su ejemplo.

Cabe agregar que el líder intenta “ser”, y con su conducta inspirar a su grupo de influencia para que todos puedan descubrir sus propias habilidades y transformarse en líderes de su propio destino.

A lo largo de la historia encontramos esta clase de líderes. Son aquellos que se sobrepusieron a las dificultades y adversidades del medio y con conciencia y coraje llevaron adelante sus ideales.

Podría mencionar a faros como: el Mahatma Gandhi, Martin Luther King, José de San Martín y muchos otros quizás no tan conocidos pero que lograron sobreponerse a las dificultades y ser guías de sus propias vidas, inspirando a otros para que los acompañen. Ellos cambiaron positivamente el rumbo de los acontecimientos, crearon un mundo distinto. ¿Qué hicieron? Se salieron del molde. Vieron más allá…

Pasa por diseñar una visión poderosa y aceptar la realidad. Luego entrar a la cancha a jugar el juego con confianza, sabiendo que el partido ya está ganado.

Porque el juego se juega primero en la mente y el espíritu del líder. El resultado no es lo importante, el ser es lo que cuenta. Porque es en la mente del líder donde están tanto las barreras como las oportunidades, y él sabe como auto-entusiasmarse para superarse a sí mismo y así influir positivamente en el contexto.

Justamente, esta característica del entusiasmo que los líderes poseen, proviene de la etimología griega “in-Theos”: estar lleno de Dios. Es allí donde radica su fortaleza. Sabe que todo es posible porque no está solo y la abundancia está con él.

Todos tenemos una gran posibilidad para creer en nosotros mismos y crecer.

Vivimos en un mundo, culto, educado y con innumerables recursos naturales y humanos. Si lográsemos desarrollar los valores y la actitud adecuada, sumado a la perseverancia, podríamos trabajar en colocar al mundo en un lugar privilegiado entre el conjunto de naciones.

Precisamos ser consientes de nosotros mismos y de nuestras potencialidades. Auto-conocernos y darnos cuenta cuán valiosos somos. La experiencia que fuimos construyendo, principalmente a partir de las crisis de los últimos años nos ayuda a emprender de manera creativa.

¿Seremos capaces de desarrollar una visión poderosa y sostenerla con coraje?

¿Podremos darnos cuenta de toda nuestra potencialidad, convertirnos en líderes de nosotros mismos e inspirar a nuestros compañeros para que nos acompañen y logren despertar en ellos mismos sus habilidades?

2 comentarios:

  1. Para que el liderazgo sea de gran impacto y cause influencia en los demás actores que forman parte de la institución es de suma importancia que el líder tanto superior, intermedio e inferior comprendan que el liderazgo empieza y termina con uno mismo, es decir que la clave para generar una influencia significativa en los demás, empieza con la autoadministración que lleve a cabo el líder de si mismo, esto quiere decir que la persona que lleva el liderato dentro de la institución debe de dirigirse así mismo excepcionalmente bien para que los demás observen que el ''líder no solo predica con la palabra, si no también con el ejemplo'', ya que existen lideres que consideran que ellos están para dar ordenes, que los demás están al servicio y disposición de lo que el diga y haga, estando ellos exentos de seguir y cumplir con crear una dinámica de ''tu haces esto pero yo también realizo esto'', sin importarles que las acciones que realizan sean negativas y no sirvan para generar o ganar una influencia hacia los demás, al contrario lo único que ganan es que los demás lo sigan por medio de la autoridad y por el poder que tienen al ser ''el líder de la manada'', generando relaciones de connivencia entre sus subordinados, al provocar que se hagan daño de diferentes maneras, ya que el líder es ineficiente al no autoadministrar su tiempo, emociones, prioridades, emociones, pensamientos, palabras y su vida personal, para que los demás observen que su líder a pesar de contar con tantas responsabilidades, desafíos y trabajo, puede encontrar un equilibrio entre lo que hace, dice y piensa, ellos también pueden hacerlo por medio de una autoadministración clara y profunda de las diferentes actividades que realizan, para así poder generar un vinculo mas estrecho y significativo con el líder superior, intermedio o inferior al comprender que las cosas pueden mejorar si ambos se comunican abiertamente al dialogar lo que se hace bien o mal, al compartir la visión creada por la institución de una manera mas profunda y clara, es decir, que por medio de la autoadministración, las personas logran conocer su verdadera esencia laboral y personal, al saber y reconocer que todos somos diferentes pero si contamos con una buena autoadministración y buen líder que nos guié, las cosas cambian para mejor, al crear valores que le dan un significado claro y preciso a los diferentes procesos de administración y de relaciones laborales y personales que se presenten dentro de la empresa.
    Considero que tanto como sociedad, autoridades, padres de familia, etc., deben de procurar incentivar, por medio del ejemplo, en los niños y jóvenes una cultura de autoadministración en donde sean capaces de analizarse a si mismo en lo que son buenos, que les gusta y que les apasiona, pero también reconocer lo que hacen mal y porque, generando en ellos un valor muy importante que es la responsabilidad de lo que hago, digo y pienso de mi mismo y los demás, generando el desarrollo y formación de lideres que sean capaces de comprender que las cosas llevan un orden y control, pero también una relación de química afectiva y de empatía hacia las demás personas para poder desarrollar en ellas y nosotros mismos el reconocer las habilidades, competencias y valores que nos caractericen como personas.
    Saludos desde Mexicali, Baja California. (México.)

    ResponderEliminar