lunes, 18 de abril de 2011

Las 4 cabezas del Monstruo

4 head dragon.jpg (400×314)Realmente queremos comenzar la travesía a través de las nuevas tecnologías que nos permiten desde ahora optimizar nuestro trabajo y nuestras vidas.?

Normalmente, las empresas cambian, modifican o toman un nuevo rumbo cuando se les demuestra claramente los beneficios económicos y estratégicos de tomar una acción determinada.


En este caso hablamos del Teletrabajo, ese monstruo de 4 cabezas de quien hablaremos a continuación.


1.- Cabeza de los Jefes. Una de las peores y mas temibles de las cabezas, capaz de recurrir a cualquiera arma para no perder su poder, su control y su hegemonía sobre los empleados a su alrededor.


2.- Cabeza de empresa. Otra muy peligrosa, que en conjunto cree que al tomar el Teletrabajo entre sus brazos, súbitamente se quedará sin imagen, sin forma, sin tamaño y sin nada que mostrar a sus dueños y adversarios. Imagina una empresa sin grandes edificios, sin abultados aparcamientos repletos de coches y que al entrar en ella solo encuentres a una docena de personas.....que va "mala imagen".


3.- Cabeza de los empleados. Quizás la que menos nos esperábamos pero que realmente puede llegar a tener tanto peso como la cabeza de los Jefes. Estos personajes que no se encuentran "cómodos" trabajando desde casa o cualquier otra ubicación que no sea la esplendida, enorme y bien instalada oficina en la cual reflejan sus dotes personales y sociales, comparten sus historias, intercambian cotilleo y por supuesto hablan de algún deporte favorito. Estas arduas labores desde casa son prácticamente imposibles sino inexistentes.


4.- Cabeza de la sociedad. Esa masa movible, cambiante, y con derecho a palabra que no puede absorber los cambios rápidos a pesar que estos redunden en beneficios en sus bolsillos, calidad de vida, salud y la tan nombrada "vida familiar" (solo la nombramos cuando nos quejamos del tiempo que pasamos en la oficina, pero cuando tenemos oportunidad para llevarla a cabo, nos vamos con los amigos o estamos cansados). Todo ello por no mencionar que si una persona dice que trabaja desde casa, es considerada poco menos que un despojo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario