lunes, 14 de marzo de 2011

Qué clase de persona es buen líder

caracteristicas-lider-exitoso1.jpg (506×338)
En un interesante artículo de Warren Bennis llamado La ventaja del liderazgo, encontré la siguiente perspectiva sobre el carácter del líder ejemplar:

Por Andrés Ubierna

Hay muchas definiciones de carácter, pero el carácter de quienes lideran con el ejemplo va más allá de la conducta ética (a pesar de ser esta esencial). La palabra misma proviene del griego y significa grabado o inscripción. Para los líderes que conozco, el carácter tiene que ver con lo que somos, con nuestra forma particular de organizar nuestra experiencia.

El gran psicólogo William James lo describió como “la actitud mental o moral particular [que hace que uno se sienta] más profunda e intensamente activo y vivo… una voz interior que habla y dice: Este es el verdadero yo. ”

Los líderes eficaces -y la gente eficaz- conocen muy bien a esta voz. Entienden que no hay diferencia entre ser un líder eficaz y convertirse en un ser humano plenamente integrado.

Muchos aspectos del carácter – como nuestro grado de energía o nuestra habilidad cognitiva – vienen con nosotros desde el nacimiento, mientras que otros son influenciados por nuestra vida familiar, las relaciones con nuestros padres, maestros y amigos. Sin embargo, el carácter se desarrolla durante toda la vida, incluyendo la vida laboral.

Los líderes pueden ayudar a otros a ser más conscientes de sus capacidades innatas. Mediante el examen de los tipos de decisiones que toman y las que no toman, los altos ejecutivos pueden desarrollar su propio carácter y cultivar un nuevo liderazgo en la organización.

Dentro del ámbito laboral, el carácter del líder está enmarcado por el propósito que lo mueve, su competencia y su integridad. La mayoría de los altos ejecutivos tienen la motivación y las competencias necesarias para liderar. Pero con demasiada frecuencia las organizaciones ascienden a personas que carecen de una brújula moral.

Yo los llamo “triunfadores destructivos”. Rara vez son gente mala, sino que no utilizan los recursos para ningún propósito más elevado que el logro de sus propios objetivos, que a menudo disminuyen los de la empresa. Estos líderes rara vez perduran, por la sencilla razón de que sin los tres ingredientes -el propósito, la competencia y la brújula moral- es difícil involucrar a otros y sostener resultados significativos.

Qué pensás al respecto: ¿Es posible ser mejor líder de lo que se es como persona?

Fuente: Puerto Managers  

No hay comentarios:

Publicar un comentario