jueves, 3 de febrero de 2011

Liderando equipos en las organizaciones

liderazgo.jpg (500×333)
En las organizaciones percibimos, cada vez más, la necesidad de un alineamiento estratégico que incluya no sólo posicionamiento de productos y mercados, sino de personas y perfomance en el cumplimiento de las metas trazadas.

Por Ana María Giamarino

Por ese motivo, el desafío para los lideres ha sido alinear caminos, acompañar y preparar a las personas, en una visión integradora de resultados colectivos.

Liderazgo de posibilidades

El lider deberá, cada vez más, focalizar su actuación en el desenvolvimiento de las personas, teniendo en cuenta sus intereses, motivaciones y talentos, con las metas y directivas de la organización. De cuan bien o mal se realice este alineamiento, dependerán los resultados, tanto para las personas como para las empresas.

¿Cuáles son esas posibilidades de realización que cada miembro del equipo busca para si? Este es un desafío constante, armonizar los intereses de forma tal de atraer lo mejor para ambas partes.

¿Cuáles son las contribuciones que cada uno puede hacer a la organización y a su vida?

La empresa es un lugar de realización personal, como cualquier otra parte de la vida de un individuo (escuela, hogar, orquesta, trabajo social, comunidad religiosa, etc...) Cómo cada uno puede contribuir es una cuestión de descubrimiento que puede ser un objetivo importante para la actuación ¨coaching" de un lider, tanto en el consejo de carrera como en el acompañamiento y desenvolvimiento de perfomance.

En un mundo con muchas presiones, plazos y cobranzas, muchas veces los líderes pierden la profundidad de la tarea de liderar personas por la de dirigir cosas. Esta inversión ha producido decepciones y frustaciones y, lo que existe de divino en el trabajo, que es justamente el realizar, conquistar -comprendiendo el aprender, convivir, experimentar-, han sido sustituido por simplemente alcanzar o conseguir.

REALIZAR tiene mayor alcance porque coloca a la persona en el papel de conquista. El ALCANZAR o CONSEGUIR en cambio se restringe a las obligaciones y tareas. En algunas organizaciones se oyen con mucha frecuencia frases hechas del tipo "ya hice mi parte", demostrando que algunos aún no han encontrado una mejor forma de contribuir, por eso apenas "hacen su parte". Tanto la empresa como el individuo juegan un juego de pérdida, ya sea de energía, de motivación de potencial, de tiempo, dinero y posibilidades.

Los líderes de PERSONAS han aprendido que tienen que encontrar en cada miembro del equipo aquello que FACE BRILLAR sus ojos, aquello que llamamos MOTIVACION, y que nos hace luchar, buscar, exceder .... REALIZAR.

La organización es y puede ser cada vez más ese espacio de REALIZACION, lo que no significa dejar de buscar RESULTADOS, METAS, MERCADO, CLIENTES, significa apenas comenzar por la ESENCIA, porque todo el resto será consecuencia.

Identificando los líderes

Por todo esto, mas que nunca, las empresas precisan identificar CUIDADOSAMENTE a sus líderes, buscando perfiles que sean mucho más ligados a características humanas de sociabilidad que críticos y teóricos de mercado, que muchas veces invierten el orden entre PERSONAS y "COSAS".

¿Cuándo es una organización, capaz de comunicar sus objetivos y metas al punto de hacer fluir la energía vital y expresiva de todos? Esa vibración llega cuando nos empeñamos en hacer algo que nos parece extraordinario.

¿Y que es esto? ¿Cómo hacer?

Cuando los valores de una Organización "golpean" - coinciden con los valores personales de la mayor parte de su público interno (empleados/colaboradores) y externo (mercado/clientes etc..), por cierto, muchos puntos de contacto se pueden establecer y los intereses se alinean.

Cuanto mejor y más constantemente se comunican y discuten los valores, las metas y la visión, más se vuelven parte del día-a-día de cada persona, despertando la "vibración" por hacer algo extraordinario para si mismo (auto-realización), para los clientes (visión de mercado/foco en el Cliente) y para la comunidad donde la Organización se inserta (responsabilidad social).

Lideres que invitan a la pasión y no al miedo

Son antigüas las historias sobre expectativas - ver el vaso medio lleno o medio vacío, la crisis como oportunidad, entre otras - pero a pesar de ser conocidas, el lider volcado a las personas y sus realizaciones, necesitará constantemente liderar según las necesidades de cada individuo buscando sus pasiones, su identidad y no focalizándose en las restricciones o amenazas.

Muchas organizaciones invierten tiempo y dinero en procesos complejos para seleccionar o entrenar profesionales, sin embargo no siempre se focalizan en hallar aquellos cuyos perfiles personales se identifican con los valores, los productos o los servicios que ofrecen a sus Clientes.

Esto es básico y es la esencia. Cuando no hay alineamiento interno (dentro del individuo) no existe coherencia y la consecuencia será, fatalmente un "sufrimiento" que no trae los mejores resultados posibles, no se producirá un eco interior entre el discurso y la práctica. Sin un significado mayor, el trabajo, la tarea, la meta o el proyecto, no tienen sentido. ¡Es esencial alinear los valores y trabajar con ética!

Metas y objetivos claros, guiados por una visión consistente

De hecho, la capacidad de liderar personas, por si sóla, no hace toda la diferencia, pero las organizaciones que tienen líderes "fuertes" son organizaciones que comunican con claridad una visión persistente, en la que todos comprenden las metas y objetivos, su propio papel en el corto y largo plazo y se sienten comprometidos, involucrados y entusiasmados.

Es necesario tener en cuenta las emociones que estan envueltas entre las personas y su ambiente. Muchas veces esos sentimientos son agrupados en un "cajón" de espiritualidad, pero en menor profundidad de lo que se supone, pueden y deben estimuladas en favor del trabajo y del ambiente - ALEGRIA, GRACIA, PLENITUD, PASION, COMPASION, entre tantas.

Armonizando

Como un director de orquesta, el líder no toca la partitura, o un instrumento, sino que sintoniza los músicos para que suenen juntos. Cada un conoce bien su parte, se entrena y realiza su trabajo, pero su resultado sólo es percibido y valorizado cuando está en armonía con el de los demás.

Así, en una organización cada división ejecuta sus estrategias, direcciona sus planes, sin perder de vista la "nota" inicial dada por el Director.

En el momento en que todas las divisiones se unen y el producto llega al mercado, el Cliente "oye" la armonía entre Ventas, Marketing, Publicidad y Propaganda, Suply Chain, Finanzas, RH, etc... y puede, entonces, "saborear" o "deleitarse" con la armonía de una orquesta afinada.

Las personas que sienten pasión por el "instrumento que tocan", se entrenan y perfeccionan cada día para dar lo mejor de sí y para que, en el conjunto de la orquesta, su instrumento suene en armonía.

Podemos tener esa pasión "musical" en la Organización cuando despertamos en cada empleado el placer por el resultado, como obra final de un trabajo personal en la REALIZACION de lo mejor de sí, en el descubrimiento de sus propias posibilidades alineadas con las de la empresa.

Precisamos entonces tener líderes comprometidos con el desarrollo de sus equipos, basados cada vez más en las personas y sus posibilidades. Organizaciones que tengan más líderes que produzcan resultados invirtiendo en desarrollar y entrenar sus recursos humanos y no "a pesar" de ellos.

Sin ninguna duda, algunos presupuestos básicos de la organización, necesitan incluir: definición del perfil del lider, selección por identificación con valores, divulgados y celebrados, metas y objetivos claros -comunicados, acompañados y avalados-, feedback y coaching constante, evaluación y guía de perfomance, reconocimiento.

Aunque todavía revestidos de alguna teoría, hemos comprobado en la práctica, que todo esto influencia directamente en la perfomance, en el clima, en la cultura y en los resultados.

Nuestras observaciones en el día a día de diversas organizaciones, en workshops de Team Building (construcción de equipo) con actividades actitudinales, o en programas de evaluación de desempeño, entrenamiento de atención al cliente o formación de líderes, hemos llegado a la conclusión que personas más "alistadas", más identificadas con su papel, lo desempeñan con alegría, buen humor, radiantes y hablan con pasión y entusiasmo de sus experiencias, ya sea como Clientes atendidos telefónicamente en los Call Centers o personalmente, atendiendo quejas, aclarando dudas o también procesando pedidos de venta.

Encontramos líderes preocupados por acompañar y desarrollar a sus empleados en dirección a sus objetivos, atentos a considerar las posibilidades de cada uno y de su mejor lugar de contribución, e identificamos el accionar de su liderazgo a través de los integrantes de cada equipo y de sus resultados.

La preocupación por respaldar a cada miembro del equipo, considerando su participación en el resultado general, sin perder de vista la motivación, hace que el liderazgo no se torne una actividad automática, únicamente burocrática y administrativa. Existe algo mayor que precisamos considerar ya que la forma en que ejercemos el liderazgo o lo recibimos, nos influencia en muchas áreas, no sólo la profesional. Ser conciente de ese papel y de su amplitud hace la diferencia en el ambiente, en los resultados, en las posibilidades de crecimiento y al éxito de las personas y de las organizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario