jueves, 25 de noviembre de 2010

¿Por qué los jefes introvertidos son mejores líderes?

¿Por qué los jefes introvertidos son mejores líderes?

Por eibarres

"La mayoría de las personas desconocen que soy una persona introvertida". Resulta bastante raro atribuir esta frase a un importante ejecutivo o a un alto directivo de una potente empresa puesto existe la teoría de que las personas que más notoriedad tienen o las que 'más ruido hacen' son aquellas que llegan a convertirse en buenos líderes.

En la actualidad, hay multitud de argumentos que nos llevan a pensar que no sólo las personas dominantes pueden llegar a ser buenos jefes. Pero, ¿cómo una persona introvertida es capaz de convertirse en un auténtico líder? ¿Cómo son capaces de prosperar en el 'extrovertido' mundo de los negocios?

Recientes estudios han concluido que al menos el 40% de los altos ejecutivos se describen a sí mismos como introvertidos, entre ellos, el fundador de Microsoft, Bill Gates, el magnate de los negocios Warren Buffett y Charles Schwab, presidente ejecutivo de Avon.

Y es que parece ser que las personas reservadas tienen mucho que ofrecer al liderazgo con su timidez. Aquí van cinco razones por las que un jefe introvertido puede llegar a tener éxito en el mundo de los negocios:

1. Piensan antes de actuar

Los líderes reservados no dicen lo primero que se les pasa por la cabeza. Incluso en conversaciones informales, analizan minuciosamente los comentarios y reflexionan mucho antes de dar una respuesta adecuada. Por tanto, aprender a escuchar, sin pronunciar ni una sola palabra, es una característica que define muy bien a los jefes introvertidos.

A menudo utilizan la calma para hacerse oir en medio de una ruidosa reunión y amansan los comportamientos de los presentes. De hecho, a menudo la persona más poderosa suele ser la más tranquila.

2. Se implican en profundidad en pocos temas en lugar de abarcar todo

A los líderes reservados les gusta profundizar, ahondar en temas e ideas de actualidad antes de pasar a otros nuevos. Se sienten muy atraídos por las conversaciones de provecho y significativas, y son capaces de hacer las preguntas clave para escuchar respuestas enriquecedoras.

3. Transmiten calma

Los líderes introvertidos proyectan una imagen tranquila y serena y ofrecen mayor confianza en tiempos de crisis -como le sucede al presidente de EEUU, Barack Obama-. Tienden a hablar deuna manera pausada y con un tono bajo, independientemente de las circunstancias del discurso o la conversación. A menudo planifican y escriben con antelación las preguntas que van a formular en una reunión y, ante importantes discursos, ensayan previamente en voz alta.

4. Prefieren escribir antes que hablar

Esta característica les da más tiempo para expresar mejor sus posiciones y decisiones y documentarse. También les permite aprovechar las redes sociales, como Twitter, para interactuar con sus empleados y clientes.

5. Aceptan la soledad

Los jefes introvertidos tienden a ser solitarios puesto que esto les permite 'cargarse las pilas' y prepararse mucho mejor. Eso sí, saben perfectamente cómo y cuándo tienen que volver a escena para cumplir todos sus compromisos. La claridad y la coherencia les ayudan a construir un vínculo de confianza con su equipo

No hay comentarios:

Publicar un comentario