miércoles, 6 de octubre de 2010

Por Qué Unos Prefieren Ser Líderes Y Otros Seguidores


Las teorías sobre el Liderazgo están repletas de lecciones sobre cómo ser Líderes exitosos, pero hay muy poco sobre por qué la mayoría prefiere no practicar el Liderazgo, sino seguir a otros.

El Liderazgo es algo que diariamente hacemos aun sin darnos cuenta, pues se trata simplemente de querer conseguir algo y convencer a otros para nos acompañen a lograrlo, empezando por cosas sencillas, como persuadir a tu esposo de comer carne y no mariscos, reunir dinero en conjunto para comprar un carro, e infinitas posibilidades más.

A lo que me refiero en este artículo es que hay muchas personas que parecen tener una predisposición natural a hacer (los Líderes), que permanentemente tienen encendida esa chispa que los impulsa a emprender, aprender, investigar, lograr, mientras que el resto (los seguidores) prefiere quedarse atrás y esperar a que otros tomen las decisiones, las responsabilidades, decidan el camino a seguir y los llamen a participar en sus proyectos.

El hombre le ha dado en los últimos siglos una gran importancia al estudio de las ciencias físicas, con lo que ha conseguido adelantos sin precedentes, logrando un progreso en la modificación de su entorno material, que supera la ficción. Pero esta dedicación especial al área tangible, regida fundamentalmente por leyes mecánicas, ha ido en detrimento del estudio y la investigación del hombre, su comportamiento, cómo hacerlo más efectivo en su relación y conexión con el resto de los humanos y, en definitiva, más feliz.

La filosofía, así como la psicología, han formulado distintas hipótesis y tratado de demostrarlas por medio de la investigación, estudios y evaluaciones que expliquen, predigan y mejoren el comportamiento humano, pero pienso que aun nos encontramos dando pasitos de bebé, en comparación con las conquistas tecnológicas.

Los máximos frutos cosechados en el terreno mental, son de reciente data, y van desde la definición de tipos de personalidades, estilos de Liderazgo, modalidades patológicas y funcionamiento del cerebro, siempre enmarcados en el cómo se presentan los actos ante los sentidos del observador, pero la explicación de por qué actuamos como lo hacemos sigue siendo un enigma.

Gran parte de las disciplinas que intentan comprender al hombre se encuentran en el campo que consideramos esotérico, religioso o mágico, por lo que su confiabilidad está en entredicho.

A esto debemos que en un planeta con un elevadísimo nivel de desarrollo tecnológico, la supersticiosa raza humana se halle constantemente azotada por guerras y conflictos, al no saber entenderse unos con otros.

Aunque no entendemos por qué algunos tienen tendencia a ser Líderes y otros seguidores, lo que sí se puede decir, es que esta actuación depende de nuestras decisiones diarias y de nuestro auto-determinismo.

Adoptar el Liderazgo significa tomar la decisión de buscar, descubrir, cambiar y responsabilizarnos por la vida, por el éxito de la supervivencia humana, por el amor y el buen trato a nuestro planeta y por comprender nuestra conexión espiritual con el universo y las leyes divinas que rigen nuestra existencia, sin esperar a que otros nos den permiso para iniciar acciones.

¿Qué Prefieres, ser el Líder de tu vida o dejar que otros decidan por ti?

No hay comentarios:

Publicar un comentario