lunes, 4 de octubre de 2010

Los Líderes Más Flexibles Son Más Influyentes


El mundo avanza gracias a Líderes que influyen en otros para dirigir cambios. A mayor flexibilidad mental de los Líderes, también será mayor la posibilidad de progreso y éxito.

La flexibilidad mental en el Liderazgo se relaciona con la rebeldía a aceptar pensamientos y nociones predefinidas, con certeza absoluta.

La flexibilidad mental del Líder consiste en mantener la mente abierta, en escuchar, entender y verificar que otras propuestas diferentes a las propias puedan ser aceptables.

Los Líderes con flexibilidad mental no se aferran a ideas anteriores, si éstas dejan de ser funcionales, o son mejoradas por nuevas iniciativas, pero esto requiere de valor y humildad para reconocer que existan alternativas viables, diferentes.

La creatividad tan necesaria para dar el giro obligatorio en las empresas y organizaciones, con el objeto de adaptarlas permanentemente a la inestable y variable dinámica de los mercados y exigencias regionales e internacionales, depende de la flexibilidad y habilidad para generar cambios, por parte de los Líderes que dirigen estos organismos.

Uno de los frenos más potentes que se presentan ante cualquier situación variable es el temor al cambio. Al parecer, la concepción de estabilidad y equilibrio constante (modelo equivocado, por cierto) tiene a muchos convencidos de que deben luchar contra el cambio, pero esto ocurre porque sólo están enfocados en la tajada de la torta que les corresponde.

Es así, como los Líderes que tienen una visión global de las situaciones, poseen un mejor criterio para realizar cambios favorables.

Voy a dar un ejemplo:

Juan, el dueño (Líder) de una zapatería que tiene 30 años fabricando zapatos a mano, de gran calidad, cree que debe continuar haciendo el mismo trabajo, con las herramientas de siempre, por el resto de sus días. Ese Líder piensa que sólo puede mantener la misma calidad, continuando con su mismo proceso de fabricación y punto.

Al principio, el negocio de Juan era muy rentable, pero poco a poco ha visto descender sus ventas. Esto ha ocurrido porque utilizando maquinaria especializada, su competencia ha logrado vender, expandiendo sus mercados, a través de Internet, productos de nuevo diseño, con excelente calidad y a más bajo precio.

Ese Líder empresario (Juan) no puede comprender cómo los clientes prefieren zapatos hechos a máquina que a mano, por lo que se encierra en su pequeño mundo, no acepta ni comprende que es preciso cambiar y su empresa muere.

Para flexibilizar el pensamiento de ese Líder fabricante, éste debería abrir sus ojos (expandir su círculo de acción) para determinar lo que hace la competencia en su área (zapatería), en su ciudad, en su región, en su país y, por último, globalmente.

Los Líderes que se mantienen al tanto de las tendencias, los nuevos gustos y están abiertos a la innovación, poseen la flexibilidad mental requerida para lograr cambios exitosos.

Otro ejemplo de falta de flexibilidad mental en el Liderazgo, en un campo distinto a la empresa y los negocios, es el siguiente:

La mayoría de los seres humanos creemos en alguna forma de Dios o profesamos algún tipo de fe.

Deseamos conservar nuestra fe, pero también queremos ver un cambio en la iglesia o culto que practicamos, para que se adapte a las exigencias de nuestros tiempos. Sin embargo, los Líderes religiosos se han mantenido firmes ante dogmas milenarios, originados durante largos períodos de oscurantismo, la mayoría de ellos absurdos, lo que ha permitido un estancamiento en esta área.

La flexibilidad de pensamiento en el Liderazgo, también implica saber escuchar a los seguidores o colaboradores, quienes, con mucha seguridad, tienen ideas frescas que pueden dar un impulso a las organizaciones.

El Nuevo Liderazgo se debe nutrir con el empuje de Líderes con pensamiento flexible, que dispongan del talento para influir sobre la gente y el atrevimiento de guiar cambios, en medio de la incertidumbre reinante en la atmósfera globalizada de nuestros tiempos, independientemente del campo en que se desempeñen.

A la larga, los Líderes más conservadores y dogmáticos, serán sustituidos por otros Líderes con mayor disposición para la flexibilidad mental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario