jueves, 23 de septiembre de 2010

Liderazgo: Resolución De Conflictos


La comunicación efectiva es una de las más importantes técnicas que el Líder debe aprender para resolver los conflictos, puesto que, de esta manera, las partes involucradas son capaces de escucharse el uno al otro con éxito.

La comunicación efectiva se produce cuando la información se transmite adecuadamente a través del proceso de escucha y habla.

Ten en cuenta también que la comunicación es de tipo no verbal. La comunicación se da en todo momento, aunque nos demos cuenta o no. La mayoría de las veces enviamos mensajes sin hablar.

El lenguaje facial y corporal se expresa de forma continua y diariamente. Esto ocurre el 90% del tiempo. "Las acciones hablan más fuerte que las palabras."

Numerosos conflictos y malos entendidos permanecen sin resolver, debido a la desinformación o la falta de ella. En la medida en que la gente obtenga mayor cantidad de información de fuentes correctas, los problemas serán resueltos con mayor efectividad.

Esto se debe a que la información es esencial cuando se intenta llegar al fondo de la historia. Muchos hemos presenciado confrontaciones verbales y físicas entre diferentes personas por situaciones como "él dijo, ella dijo".

Viendo el panorama desde el exterior, esto parece tener poca importancia. Algunos nos decimos a nosotros mismos "Es tonto que dos personas tengan un desacuerdo sobre algo que escuchó decir a otro.”

Sin embargo, si retrocedes un poco en tus recuerdos, te darás cuenta de que muchos hemos estado en situaciones similares, provocadas por algo que alguien más, supuestamente dijo.

Como verás, la información errónea o la falta de ella es muy común en los conflictos.

Algunas personas encuentran que la información obtenida es totalmente diferente de lo que pensaban.

Utilizar una idea equivocada de un tercero es la peor forma de resolver un problema.

Para resolver estos impases, el Líder tendrá como tarea, llegar a la fuente del dilema.

Una buena manera de hacerlo es que las partes en conflicto se sienten en una misma área o mesa, apoyados por un mediador, que podría ser el mismo Líder.

El mediador estará allí para mantener a todos en línea con la discusión y no permitir que se desvíe de su propósito.

Todos los participantes envueltos en la problemática, deben estar sentados en una mesa larga con mucho espacio entre ellos, pero no tanto como para que no se puedan escuchar unos a otros.

Para comenzar el debate, cada parte debe tomar turno para explicar su versión de la historia. Durante este tiempo, es vital que el resto respete el espacio otorgado a los demás.

Esto significa abstenerse de utilizar o gritar obscenidades, hablar o interrumpir. El Líder sabe que lo que se dice es tan importante, como la forma de decirlo.

Mientras cada una de los interesados expresa su visión del conflicto, no se debería utilizar los nombres de otros, ni juicios sobre ellos.

Por ejemplo, si una parte menciona: "Es que esa estúpida persona dice…" Ese tipo de comportamiento es poco profesional, muy ofensivo y no debe ser aceptado.

Es bueno que tengas en cuenta que la manera correcta de tratar a otros, es la misma en que te gustaría ser tratado.

Los Líderes deben tener en cuenta que resolver los desacuerdos se reduce a mantener abiertas las líneas de comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario