viernes, 24 de septiembre de 2010

Dos Pasos Para El Control Emocional Del Líder, Al Tratar Con Personas Difíciles


Las personas difíciles funcionan, a menudo, como dinamita emocional y agotan la vida emotiva del Líder, cuya principal función es, precisamente, manejar adecuadamente, las relaciones personales.

¿Alguna vez has tenido que vivir, compartir o trabajar con una persona difícil, o con gente difícil?

Si no tienes claro el significado de personas difíciles, a continuación te presento algunos de los tipos de personas difíciles que encontrarás en tu vida como Líder.

Las personas difíciles pueden clasificarse dentro de las siguientes categorías:

Rudas
Irascibles o con rabia
Enojadas
Hostiles
Groseras
Agresivas
Controladoras
Estresadas
Negativas
Si tu respuesta es positiva, entonces, al tratar con gente como la indicada en el grupo mencionado anteriormente, tendrás que, irremediablemente, involucrar tus emociones.

¿Cómo puede el Líder aprender a ser emocionalmente distante o a no demostrar emociones cuando se trata de abordar y comunicarse directamente con una persona difícil?

Para dar respuesta a esta importante pregunta, vamos a hablar de dos pasos primordiales, pero antes, debes tener en cuenta que te afectas emocionalmente cuando debes que lidiar con la gente que te rodea . Este es un hecho que no se puede eludir.

Durante toda tu vida como Líder, vas a tener que tratar con gente, y entre ellos, siempre habrán personas difíciles, las cuales van a afectarte emocionalmente.

Después de todo, las razones por las cuales encuentras a esas personas y su comportamiento muy difíciles, es porque cuando estás en contacto o interactúas con ellas, te molestas y ese sentimiento penetra en tu piel.

No hay duda de que despiertan tus emociones y sentimientos. De lo contrario, no te molestarías por ellos ni te sentirías afectado por la forma en que se comportan.

Impasible, Insensible E Indiferente ¡Eso No Es Para Ti!

Cuando tratas con personas que te resultan difíciles, tus emociones se mezclan.

¿Cómo es posible permanecer indiferentes, impasibles y sin emociones cuando se trata con personas difíciles? Simplemente, no puedes. Lo que sí puedes hacer es dar un primer paso y cambiar tu manera de pensar acerca de ti y de tus sentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario