miércoles, 29 de septiembre de 2010

8 Ideas Para Motivar Y Mejorar El Desempeño De Sus Colaboradores



Los Líderes tienen la incansable labor de proporcionar ambientes de trabajo que provoquen la motivación de sus colaboradores, a fin de promover la interacción y la germinación de relaciones significativas que redunden en la mejora del desempeño laboral.
Un método que ayudaría a los Líderes o gerentes a fabricar relaciones motivadoras y productivas consiste en buscar, con su iniciativa personal, mejorar la conexión y el servicio que prestan a sus colaboradores y, luego, escuchar las sugerencias que ellos puedan tener, para descubrir lo que realmente aporte valor a los niveles de desempeño.

También significa cultivar una cultura en que las personas produzcan resultados basándose en un sentido de motivación, bienestar y de pertenencia por su trabajo, y no en el miedo a las represalias de la administración.

En este tercer y último capítulo entrego las últimas 2 ideas en que podrán apoyarse los Líderes para incrementar la motivación que permita la mejora del desempeño de sus colaboradores:

Diseñar espacios físicos que fomenten las conexiones y permitan la concentración

El espacio físico puede tener un pequeño rol en un mundo en el que la tecnología une a las personas trascendiendo océanos y todo tipo de fronteras, pero, cuando los grupos comparten misiones comunes en la misma localidad, el diseño del espacio físico puede catalizar las interacciones informales que conducen al aprendizaje y a la innovación. Puede también hacer la diferencia entre trabajadores energizados, con mejor desempeño y trabajadores apáticos.

En lugar de agrupar a la gente por departamentos, muchas organizaciones juntan personas interdependientes alrededor de proyectos con estrategias claves. Tanto la proximidad física como la disposición son importantes.

Cuando la comunicación y la interacción son elementos críticos del proceso de trabajo, los espacios abiertos conducen a una mayor motivación y eficacia que los ambientes cerrados.

Las decisiones de la distribución, finalmente dependen del objetivo.

Las organizaciones Líderes les brindan a las personas la flexibilidad que necesitan: espacios dedicados para equipos con colaboración formal; lugares de trabajo tranquilos en los que se puedan concentrar; y áreas informales en las cuales puedan relajarse, hacer lluvias de ideas, o simplemente toparse con otros.

También ponen atención a otros factores, como permitir a las personas el control sobre la iluminación, lo cual puede impactar su motivación, desempeño de tareas, salud y bienestar.

Controlar el tiempo y espacio organizacional

La sobrecarga cognoscitiva y de información, así como de ruidos, empantana la motivación y el desempeño, inhibe la creatividad y perjudica la toma de decisiones.

Otras formas de ruido, como son las frecuentes reestructuraciones y reorganizaciones pueden interrumpir las redes de contacto, relaciones, y metas de maneras que afectan la moral, fracturan la confianza, y accionan el comportamiento tóxico.

Cambiar prioridades y estar “solucionando emergencias” constantemente, sofocan la motivación por la innovación.

Por otra parte, la presión intensa de alcanzar objetivos conduce a menudo a la hiperactividad, distracciones frecuentes y actos heroicos individuales, que frustran el desempeño del equipo.

Las condiciones causadas por la actual economía hiper-competitiva ha originado que las personas se encuentran saltando de una actividad a la siguiente y corriendo a través de conversaciones en una intensa ráfaga por mantenerse al ritmo.

Muchos se queman por la tecnología, están atados a sus herramientas, sin embargo incesantes llamadas y emails producen sentimientos de insuficiencia, más que de satisfacción (son realmente desmotivantes).

La tendencia es clara: la gente en todos los niveles de las organizaciones se siente cada vez más tensionada.

La forma en que mucha gente clave trabaja hoy en día es simplemente insostenible, pone en peligro la salud y lastima la motivación y el desempeño de los Líderes, sus colaboradores y las organizaciones.

Cuando la gente pierde su sentido de conexión a la gente y al propósito, la motivación por mejorar el desempeño se ve afectada.

Los Líderes deben proporcionar un amortiguador de tiempo para aprender, para pensar, para reflexionar, o para perseguir otros intereses, así las organizaciones alcanzan una mayor motivación, desempeño, creatividad y compromiso del empleado, que empujándolo al extremo de su capacidad.

La clave es ayudar a hacer más significativas las horas que la gente dedica al trabajo, para que no estén obligados a hacer su verdadero trabajo durante las noches o fines de semana.

Esto requiere crear espacios libres de distracciones, proteger el tiempo de la gente para que puedan cumplir con su laboro individual, y proveerles de la flexibilidad y las herramientas que necesiten para hacer un gran trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario