viernes, 3 de septiembre de 2010

8 consejos prácticos para líderes



El ser nombrado líder no necesariamente nos convierte en ello. La buena noticia es que el liderazgo de alto rendimiento y liderar al límite son talentos que todos podemos aprender. George Kohlrieser, psicólogo clínico y de empresa y Profesor de Liderazgo y Conducta Organizacional en IMD, revela los ocho caminos para lograr un liderazgo de vanguardia


1. Desarrolle su habilidad de liderazgo


Las empresas con una cultura que desarrolla el liderazgo destacan ya que se convierten en imanes de talentos al ofrecer continuamente oportunidades para que las personas aprendan, crezcan y construyan habilidades de liderazgo. Al igual que otras habilidades, el liderazgo se desarrolla a lo largo de años de aprendizaje, formación y práctica focalizados.


2. Lidere desde el ojo de la mente


Si aprendemos a dominar el ojo de la mente podremos elegir cómo pensamos, sentimos y actuamos en un determinado momento. El cerebro puede ser entrenado para buscar oportunidades y superar los obstáculos, del mismo modo que hacen los atletas, los músicos y los actores. Los líderes que aprenden a programar sus cuerpos y sus emociones para obedecer a la mente siempre tendrán un mejor rendimiento que los otros, y la habilidad del liderazgo personal es el resultado de la conciencia y la regulación de nuestros estados mentales y emociones.


3. Construya el éxito a través de sus relaciones básicas seguras


Una base segura es alguien que brinda una sensación de protección, es una fuente de inspiración positiva y ofrece bienestar en tiempos de estrés, frustración o fracaso. Algunas personas muy talentosas fracasan porque carecen de bases seguras o elijen las incorrectas. El contar con el apoyo de una base segura hace que alcanzar metas aparentemente inalcanzables sea posible, simplemente porque creen en usted más de lo que usted cree en usted mismo.


4. Lidere a través de una comunicación efectiva


Una característica distintiva de los líderes de alto rendimiento es la capacidad de influenciar a otros a través de todos los niveles y tipos de comunicación, desde simple interacciones a conversaciones difíciles y conflictos más complejos, con el fin de lograr una mayor alineación grupal y organizacional.


5. Liderazgo a través del manejo de conflictos


El cambiar conflictos negativos por compromisos positivos es crucial para el buen rendimiento de las organizaciones. Los líderes de alto rendimiento tienen la capacidad de hacer frente a disputas, desacuerdos y puntos de vista diferentes. Las organizaciones que alientan a las personas a plantear temas difíciles han comprobado que hacerlo lleva a la innovación, nuevas metas y los cambios necesarios para alcanzarlas.


6. Liderazgo en un mundo fragmentado


Entre los numerosos desafíos que los líderes deben enfrentar en el siglo XXI, la fragmentación en grupos de ejecutivos y sus organizaciones se presenta a menudo como una importante barrera para la ejecución y la implementación. Los líderes pueden aprender a desarrollar y a construir grupos y equipos integrados en las organizaciones globales, creando una organización con “suficiente” sentido de dirección y propósito compartido que haga posible el cambio.


7. Liderazgo a través de una estrategia


Los líderes se enfrentan a numerosas metas conflictivas, y necesitan explicar lo que significa tener una estrategia en el actual ambiente de negocios. Esto incluye comprender tanto el papel estratégico del equipo de liderazgo dentro de la organización como los desafíos del proceso estratégico en general de los líderes individuales. Visualizar futuros alternativos, permite a los líderes clarificar direcciones y opciones potenciales como base para hacer posible una elección de liderazgo.


8. El liderazgo al límite es una travesía


Los líderes de alto rendimiento saben que aprender a liderar al límite es un proceso de descubrimiento de por vida. Al jugar para ganar, en lugar de jugar para no perder, los líderes hacen que el trabajo sea un lugar más apasionante, agradable y atractivo para ellos mismos y para todos aquellos a su alrededor. Con esta base, el manejo del negocio y la estrategia de implementación serán mucho más exitosos.


Por: George Kohlrieser


Fuente: HSM Global

No hay comentarios:

Publicar un comentario