viernes, 23 de julio de 2010

La gestión de la transparencia

Valores en alza, emerge la transparencia
Conocimiento, Tecnología, información, hoy los colaboradores están más preparados, por las circunstancias, estructura de las organizaciones y las empresas los líderes deben desarrollar habilidades que emergen en tiempos turbulentos para dar respuesta a sus equipos, proveedores, clientes, comunidades y mercados.
eMn. La transparencia se configura como un valor emergente en un momento crucial para mantener a los empleados motivados, para seleccionar sobre la base de la capacidad que se tiene para ser optimista y para adaptarse al cambio.
Montse Ventosa, fundadora de Employee Branding, asegura que, incluso en tiempos de crisis, lo que quieren los empleados "es transparencia y que les digan la verdad. Que los traten como a personas", sobre todo en el caso de las jóvenes generaciones, los Y, Millenials y Nexters, que dibujan un nuevo escenario de convivencia de varias generaciones en las compañías.
Estas jóvenes generaciones necesitan confiar en sus jefes, y la credibilidad de quienes mandan depende de su capacidad para mantener informados a sus empleados para que se sientan escuchados y sepan que pueden acudir a sus superiores cuando lo necesitan. Las nuevas hornadas de profesionales que trabajarán en el escenario posterior a la crisis exigen estar seguros de que sus jefes son competentes en su trabajo; que dan suficiente responsabilidad, autonomía y, sobre todo, que dicen la verdad.
Los jóvenes valoran por encima de todo la sinceridad de su organización. Han nacido en la era de la información y saben cuándo no es cierto lo que se les está diciendo. Aunque lo que se les tenga que comunicar no sean buenas noticias, necesitan saberlo; no hay nada más desmotivante para ellos que la inconsistencia entre las palabras y la realidad, o una promesa no cumplida.
Antonio Argandoña, profesor del IESE, advierte sin embargo del riesgo que implica la transparencia por la transparencia, o porque todo el mundo lo hace: "Este valor no es sólo consecuencia de la crisis, se trata de algo cíclico. Cuando la gente es transparente aparecen los ‘profesionales de la transparencia’. Se puede llegar a crear una cultura que lleva a dar un tipo de información que parece que es la que quiere quien está al otro lado".
Fuente: Tino Fernández, E&E

No hay comentarios:

Publicar un comentario